Pasar al contenido principal

Estados fenológicos del olivo

Compartir

  • Olivo de Bravoleum

Conocemos como ESTADOS FENOLÓGICOS a los estados por lo que pasa una planta a lo largo de su ciclo anual. En la fenología se observan sus elementos externos como son las yemas, las flores o los frutos. 

Vamos a comenzar a describir los procesos fenológicos del olivo que comienzan por la brotación de las yemas hasta la maduración del fruto y el reposo del olivo hasta el invierno siguiente. Los estados fenológicos del olivo son:

  1. Marzo/Abril: Yema primaveral.
  2. Mayo/Junio: Floración.
  3. Julio/Agosto: Formación frutal.
  4. Septiembre/Octubre: Desarrollo frutal.
  5. Noviembre/Diciembre: Envero.
  6. Enero/Febrero: Maduración.

       

1.- Brotación, aparición de la yema primaveral.

      El crecimiento de toda planta se produce a partir de la aparición de las yemas. Cuando una yema inicia su crecimiento, se forma un brote en el que aparecen hojas nuevas y a la vez nuevas yemas sobre el tallo nuevo. 

      En el caso del olivo, la brotación comienza al final del invierno y en esta fase las yemas cambiarán a brotes de dos tipos, brotes vegetativos y brotes de flor, los cuales forman racimos florales.   

                                                                                              bravoleum

 

2.- Floración. 

     Esta etapa es una de las etapas clave, por las que pasa el olivo en su ciclo anual. En esta etapa el olivo, como cualquier planta de reproducción sexual, muestra una gran cantidad de flores cuyo objetivo es ser fecundadas convirtiéndose así en frutos nuevos. 

     La floración puede apreciarse a mediados de mayo y su duración no será más de una semana, aunque hay que tener en cuenta que desde que se abre la primera flor hasta la última puede pasar un tiempo superior a tres semanas. Al final serán muy pocas flores las que serán fecundadas y se convertirán en frutos. En un cálculo estimado, será sobre el uno o dos por ciento, pero en cualquier caso serán suficientes para ofrecernos una buena cantidad de aceituna cada año. 

                                                                                              Bravoleum

 

3.- Formación frutal. 

       Una vez terminada la floración, éstas se desprenden de sus pétalos al quedar fecundadas y comienza así el inicio de una nueva aceituna. A esta etapa se le llama también cuajado.                 Durante el cuajado, se produce una caída, realizada de manera natural por el árbol, dejando sólo aquellos frutos que será capaz de alimentar. Esto sirve para que la planta asegure el equilibrio entre supervivencia y reproducción. 

                                                                                               Bravoleum

 

4.- Desarrollo frutal.

     El hueso del fruto comienza a endurecerse, hasta llegar a un tamaño definitivo y un color verde intenso, e irán acumulando reservas hasta llegar a la maduración. Esta etapa es muy dura para el olivo, ya que deben afrontar la falta de agua y las altas temperaturas. Para ahorrar agua, el olivo cierra sus estomas evitando así la evaporación que se produce en las hojas. Las estomas son las diminutas aberturas que encontramos en el envés de la hoja, que no son visibles a simple vista y por las que se abren los tejidos de la hoja, circulando así el vapor de agua necesario para realizar la fotosíntesis. Con respecto a la temperatura, cuando es elevada, los estomas se cierran completamente quedando muy reducida la actividad fotosintética. Es cuando el olivo, digamos que para su actividad, siendo más activo las primeras y la últimas horas del día. 

 

5.- Envero.

     Se conoce como envero a la etapa en la que el fruto cambia de color, encontrándonos al principio unas aceitunas que irán perdiendo el tono verde, pasando a un tono amarillento o rosado, hasta llegar a un tono granate intenso o negro azabache. 

                                                                                                 

                                                                                             Bravoleum

 

 6.- Maduración.

      Tras finalizar el envero comienza la maduración, que es la fase final de un proceso que comenzó con una yema dando lugar a una flor que se fecundó, formando un nuevo fruto que fue engrosando y formando un hueso en su interior que protegerá la semilla. La carne de ese fruto fue acumulando agua y azúcares y es al final del otoño y con la fase del envero ya completa, cuando la aceituna ha acumulado todo su aceite. Es entonces cuando se realiza la recolección,

 

                              Bravoleum            Bravoleum